No tengo idea cuántas veces verifico mis cuentas en las redes sociales diariamente, pero sí tengo claro que antes de salirme de la cama en la mañana (antes del café) le doy un vistazo. Ahí aprovecho y me entero de las noticias del día y de todo lo que pasó mientras dormía, incluyendo algunas conversaciones en las redes sociales. Usualmente si veo algo que tenga que ver con mi trabajo, lo guardo para leerlo más tarde pues a esa hora aún estoy en transición y trato no pensar en las redes sociales como medio de comunicación.

Esta mañana el caso fue algo diferente porque una querida amiga compartió en su cuenta de Facebook un TED Talk10 ways to have a better conversation, que inmediatamente me sirvió de inspiración para escribir este artículo. ¿La razón? Bueno, en primer lugar, en el TED Talk nos habla un mujer periodista y escritora de nombre Celeste Headlee, ¡mi tocaya! Fuera de relajo, aunque Headlee ofrece información muy valiosa para lograr tener mejores conversaciones
“face-to-face,” no pude evitar pensar que esto también es apropiado para las personas que manejan cuentas en las redes sociales de sus negocios.

Las personas que administran cuentas en las redes sociales deben tener destrezas que los ayuden a escuchar mejor, a tener una mente abierta, y a tener la capacidad de hacer preguntas que los ayuden a tener mejores conversaciones, y por tanto, una conexión más profunda con la audiencia. En varias de mis publicaciones he mencionado la importancia de entender que las redes sociales son para conversar. De hecho, hablar sobre la conversación, el contenido y su efecto e la interacción (‘engagement’) será mi prioridad este año. Por esta razón, esta charla me llamó tanto la atención. 

Cuando hablo de conversación, me refiero a la que ocurre cuando la comunicación es en dos vías, como es el caso en las redes sociales. Diariamente debemos preguntarnos qué tipo de contenido será de valor para nuestra audiencia; cuál me acerca más para lograr engancharla en una conversación y continuar la relación con ellos en nuestras otras plataformas, como la página web o correo electrónico. El punto es que estamos aquí para hacer negocios. Ese es el objetivo final, pero si no entendemos cómo tener conversaciones en las redes sociales, esto nos puede alejar de la meta. Si no aprendemos cómo hablar y escuchar apropiadamente, dejamos de sacarle provecho a esas relaciones que comienzan allí.

Aunque Headlee habla de 10 ideas, me voy a concentrar en las que considero relevantes a esta discusión sobre las redes sociales:

  1. Preguntas abiertas: Una estrategia de contenido que funciona muy bien en las redes sociales para la cuestión del ‘engagement’ es hacer preguntas, especialmente en Facebook. Si durante el proceso para determinar qué preguntas puedes hacer te enfocas en el hecho de que quieres recopilar información valiosa sobre tu audiencia que te ayude, por ejemplo, a entenderla mejor, te vas a dar cuenta que las preguntas que pueden responderse con un o no verdaderamente no dicen mucho. Por ejemplo, en vez de preguntar si una persona se siente triste, pregunta por qué se sintió triste. Puede que un o un no te ayuden en algo, pero, tal y como pasa cuando tienes una persona de frente, una buena conversación se puede desarrollar haciendo las preguntas de esta manera.
  2. A favor de la corriente, no en contra: Este consejo lo puedo asociar a las transmisiones en vivo, ya sean por Facebook, Periscope o cualquier otra plataforma. En dichas transmisiones, tenemos la oportunidad de tener una conversación uno a uno, en vivo, con nuestra audiencia. Lo mejor es que nos pueden hacer preguntas en tiempo real, las cuales el anfitrión puede contestar rápido. Por tal razón, no importa si tienes el libreto más completo para la transmisión en vivo, si una persona te hace una pregunta, debes escucharlo y responderle sin salirte del tema. Te vas a ver tentado a seguir tu “libreto” o el orden que querías, pero debes mantenerte escuchando y prestando la atención que se merece. Pasa lo mismo con las conversaciones cuando tienes una persona de frente. Escucha con detenimiento y sigue esa conversación, no la que pasa por tu mente.
  3. Evita repetir: Tal y como nos pasa en conversaciones con amigos o compañeros de trabajo,  no nos gusta que nos repitan información. El caso es igual en las redes sociales. No saben cuántas publicaciones veo a diario que son las mismas o tienen un mensaje parecido a lo último que compartieron. No pasen los días repitiendo cuán bueno es su producto; no pidan a gritos que alguien le haga click a un ‘post’ todo el tiempo. La gente se cansa y se aburre y van a dejar de prestarte atención. En ese momento, se pierde la esencia de la conversación.

 

Estoy feliz porque otra Celeste iluminó mi día con su charla. Me ayudó a entender otros aspectos importantes para tener conversaciones que me ayudan en mi análisis sobre las redes como por ejemplo, ser breve y no echártelas con nombres, fechas, diciendo cuán duro estás, especialmente si no te preguntan. Si miras este TED Talk y piensas en todo lo que pasa en las redes sociales de tu negocio diariamente, creo que podrás encontrar ángulos nuevos para la conversación con tu gente.

 

 

 

Share This

Share this post with your friends!