En la primera parte de esta serie de artículos, Enganchaos, presenté mi interpretación y significado sobre el concepto de ‘engagement’ en las redes sociales y cómo relacionarlo con el proceso de ‘flirting.’ Es decir, cómo si logramos enamorar a nuestra audiencia en las redes sociales habrá mayor posibilidad de tener una relación duradera. Si alguien nos gusta de verdad, ¿vamos a querer mantenernos en contacto con esa persona? ¡Claro!

Para ilustrar mejor los elementos de un buen ‘engagement’ en las redes sociales, podemos mirar los siguientes ejemplos de la pasada campaña electoral. Para este análisis, utilizaremos el sistema llamado STEPPS en Contagious, del autor Jonah Berger. El mismo corresponde a los elementos del tipo de contenido que contagia. 

Hillary Clinton y Donald Trump:

En toda la campaña electoral del 2016 el tuit que más enganche tuvo era de apenas 20 caracteres:

https://twitter.com/hillaryclinton/status/740973710593654784?lang=en

¿Por qué nos volvió locos?  Por lo inesperado,  considerando la controversia de los emails de Hillary y que su campaña se atreviera a usar la palabra “delete” en sus redes sociales. Para una audiencia de seguidores y detractores siempre es ‘cool’ hablar y compartir algo que sea sorprendente y esa conversación de “¿viste lo que escribió Hillary en su tuit?” se convierte en el tema del momento.

Al decir esto, la gente luce informada, inteligente. Por tal razón,  los motiva a comentar y compartir, dos de los elementos de estar enganchao o “engagement” en las redes sociales. Todo el mundo quiere hablar de aquello que los hace lucir “cool” en las redes sociales. 

La respuesta a ese tuit por parte de Donald Trump es otro buen ejemplo de contenido que engancha:

https://twitter.com/realdonaldtrump/status/741007091947556864?lang=en

Con 300 mil corazones y 170k retuits, la frase conquistó literalmente los corazones de sus followers. ¿Qué tiene este mensaje que tanto se compartió? Apela a la emoción del coraje entre los fans que adoraban el sonado tema de los emails. Es decir, el tema de los emails activaba esa emoción y por eso lo compartieron tan desenfrenadamente. Todo el mundo quiere hablar de aquello que le provoca una emoción.

Aunque creo que su staff no lo hizo con el fin de afectar la campaña de Hillary, su post movió a la acción de forma contraria a lo que debió haber sido su intención original sobre todo porque hay palabras que se convierten en triggers o detonantes. Decir ‘delete’ inmediatamente nos provoca a hablar de Hillary. No podemos pensar en uno sin el otro. De igual manera, la frase ‘build the wall,’ hace que no podamos pensar solamente en una construcción cualquiera. Todo el mundo habla cuando algo o alguien te toca los botones.

Alexandra Lúgaro:

En el siguiente video en vivo a través de Facebook Live, Alexandra Lúgaro le habló a una comunidad que muchos candidatos habían silenciado.

https://www.facebook.com/alugaro/videos/1601910106770095/

Lo que hizo nos sorprendió y emocionó, y por lo tanto nos movió a actuar porque nos inspiró y sentimos  admiración. Que un candidato haya sacado de su tiempo para publicar información valiosa en un lenguaje que solamente la comunidad sorda pudiera entender, es un ‘big deal.’ No usó un intérprete, les habló ella directamente y lo hizo a través de una transmisión en vivo de manera más directa y orgánica. Se debe aplaudir. Eso contagia.

Con estos ejemplos, podemos resumir que algunos de los elementos de contenido que engancha, o logra ese ‘engagement’ en las redes sociales son los siguientes:

  • Emoción
  • Información valiosa
  • Detonantes 
  • Lucir bien ante los demás

En el próximo artículo presentaremos otros ejemplos de las campañas políticas del 2016. ¡Qué sigan disfrutando sus vacaciones!

Share This

Share this post with your friends!