Hay veces que la vida nos presenta oportunidades que idealmente no debemos rechazar. Angiemille, mi comadre, una profesional que respeto mucho por la pasión con la cual hace su trabajo, llevaba años intentando convencerme para que participara en uno de los PechaKucha que se llevan a cabo en su negocio, Seriously Creative. Hace un mes decidí aceptar el reto.

pechakucha puerto rico
  • Facebook
  • LinkedIn

No niego que presenté cierta resistencia y que mientras me preparaba pensé quitarme, pero gracias al apoyo de muchas personas que me rodean decidí lanzarme. La experiencia fue surreal. Fui a presentar sobre redes sociales, engagement y las campañas políticas. Lo que parecía una participación rápida y simple, se convirtió en una de las experiencias profesionales de las cuales más he aprendido en mi vida.

¿Qué es un PechaKucha?

PechaKucha 20×20 es un formato de presentaciones muy simple en el cual se muestran 20 imágenes, cada una por 20 segundos. Las imágenes avanzan automáticamente mientras el presentador hace su trabajo. El formato lo diseñaron Astrid Klein y Mark Dytham de  Klein Dytham architecture y la primera noche de Pecha Kucha se llevó a cabo en Tokyo.

Aquí en Puerto Rico, Angiemille y su esposo, Dana Montenegro, son los encargados de organizar los PechaKucha nights y anoche se llevó a cabo el PechaKucha #33.

Mi experiencia:

El título de mi charla fue, Enganchaos: Cuando un cuento te “jukea” en las redes sociales. Angie me pidió que hablara sobre engagement en las redes sociales. Yo quise profundizar un poco en el tema y hablar de lo que es el engagement a un nivel un poco más profundo, lo cual he denominado como “enganche.” Esto es porque pienso que cuando logramos ese enganche, enamoramos a nuestra audiencia y se puede dar una relación más duradera.

Mi preparación:

Aunque pienses que hacer una presentación que dura poco más de 6 minutos es un “piece of cake,” te cuento que es todo lo contrario. La idea es que aunque tengas mucho que decir, busques la manera de hacerlo en menos palabras y menos tiempo. Hace sentido que en un mundo en el cual el “span” de atención de las personas es menor, se logre encontrar una solución que permita decir lo mismo en un tiempo mínimo establecido.

Me tomó días hacer esta presentación. Tenía el tema claro, pero fue un reto definir la historia de modo que se entendiera, mantuviera una secuencia y además hiciera sentido. Primero hice un libreto y luego monté la presentación con puras imágenes para no distraer a nadie, pero logrando que las mismas contaran lo que yo iba comentando.

El reto mayor, aunque no lo creas fue el “timing” de los 20 segundos. WOW. Mientras ensayaba sentía que estaba corriendo un maratón. Hay veces que me quedaba corta, y otras en las cuales aquellos “slides” seguían corriendo como en competencia conmigo. En un momento pensé que de verdad no podía hacerlo. No quieres hablar tampoco tan rápido porque ahí sí que nadie me iba a entender.

La verdad es que el punto medio fue practicar, practicar y practicar. Pulir esa presentación de modo que resultara en un “flow” lo más natural posible. La presión no era ni el lugar, ni el tema ni el grupo de personas; era sencillamente el formato. Me iba a parar frente a una audiencia mixta “cool” y con buena actitud a conversar sobre mi pasión, que son las redes sociales, específicamente la política.

El Evento (y la ñapa)

Pasé gran parte de la campaña electoral reseñando el trabajo de Alexandra Lúgaro en las redes sociales. Admiro mucho lo que hizo, pienso que lo que hizo se reflejó en los resultados. De hecho, escribí varias publicaciones sobre sus mejores prácticas en las redes. ¿Saben quién estaba anoche en el Pecha Kucha? Alexandra Lúgaro. ¡De hecho, ella era la que presentaba después de mi!

Tener la oportunidad de hacer una presentación sobre “engagement,” algo que es claro que ella logró con su audiencia en las redes sociales fue muy gratificante. Su presencia no me intimidó, sino que me motivó. Después de tanto tiempo escribiendo sobre ella, tener la oportunidad de hablarle de frente sobre las razones por las cuales pienso que su caso debe ser uno que se discuta en la academia, fue algo similar a ser ‘food blogger’ y encontrarte con tu chef que te pasas reseñando en el mall.

La presentación en el PechaKucha me enseñó a pensar con mayor profundidad en cómo contar una historia en menos tiempo y a entender que aquellos detalles que pensamos esenciales, no lo son. Con esta experiencia aprendí que al ser breve muchas veces puedes lograr mayor atención, siempre y cuando mantengas una historia y la misma sea coherente. Aprendí que en el futuro, cuando se presenten situaciones similares que sean un reto, no pienso decirles que no. Hay veces que necesitamos que alguien nos de ese empujón. Gracias, Angie por hacerlo en esta ocasión. 

Aquí está el video, incluída la conversación con Alexandra.

Celeste Martínez Social

Desde el #pechakucha presentando Engachaos: Cómo jukear a la audiencia en las redes sociales

Share This

Share this post with your friends!