Vivo en Hatillo, en dónde no cayó ni una gota de agua ayer, luego que se anunciara mucha lluvia para toda la Isla, como consecuencia del paso de la onda tropical 99L. Sin entrar en el tema del pronóstico que los meteorólogos iban actualizando en las redes sociales, hoy quiero analizar las conversaciones que surgieron antes, durante y después de lo que se esperaba: mucha lluvia. ¿Por qué? Aparentemente soy de las pocas personas que está contenta porque no pasó nada y eso me sorprende. 

Antes del 99L:

La primera vez que vi algo sobre la onda tropical fue el viernes de la semana pasada en la página de Facebook de Ada Monzón a través de un video de Lente Viral. Su mensaje no presentó ninguna razón para alarmarse, sino para mantenerse vigilante. Dicho sea de paso, Ada tiene unos códigos de “galletas con café” para que su audiencia sepa bien cuándo mantenerse vigilante y cuándo hay mayor riesgo, como para quedarse guardadito en casa. Como analista de comunicación en las redes sociales, me parece un sistema ocurrente y a la vez con grande potencial de interacción. ¿A quién no le gustan las galletas?

 


De inmediato, varias personas apretaron el botón del pánico en las redes y publicaron mensajes como estos:

 

 

Ada Monzón dijo que hay que mantenerse en observación y salieron los meteorólogos de Facebook a hablar de aplicaciones como
Dark Sky para presentar otros puntos de vista. Esto es clásico,
en casos como estos, ¡salen expertos a dar su opinión! 

Pasaron algunos días, Ada mantuvo a sus “fans” informados a través de imágenes, gráficas y transmisiones por Facebook Live. Ya el martes se había establecido la posibilidad de lluvia, tronadas, inundaciones repentinas y algunas ráfagas entre miércoles y jueves.

LLEGA EL DÍA DE LA “LLUVIA”

No fue hasta ayer, miércoles, que comenzó la conversación en las redes sociales, digamos que con más pepa. La misma se enfocó en la probabilidad de que pasara algo. Hubo varios mensajes que honestamente me hicieron pensar que la gente quería que empezara a llover para irse de la oficina o de la escuela. Parecía que la gente estaba sentada frente a su computadora o dispositivo móvil esperando alguna señal. Era como un pánico general y no imagino cuánto tiempo de trabajo se perdió por estar pendiente a cada boletín.

Activados por lo que publicaban los medios, comenzaron las reacciones. Telemundo compartió esta foto de San Martín y enseguida la gente fue a Facebook a expresar su miedo por ese “aparato” tan grande que venía. Si en San Martín estaba así, ¿que nos esperaba en Puerto Rico?

Screen Shot 2016-08-25 at 1.18.34 PM
  • Facebook
  • LinkedIn

 

Y entonces… el Gobernador anunció que los empleados públicos podían salir más temprano, de una forma escalonada y a discreción de los jefes de agencia. Miren algunas reacciones, muchas de gente molesta por la situación, en la cuenta de El Nuevo Día en Facebook.

 

Screen Shot 2016-08-25 at 2.04.32 PM
  • Facebook
  • LinkedIn

 

En las publicaciones que he compartido con ustedes hasta el momento, vemos gente agitada, molesta, alarmada, y hasta indignada porque se trata de “un trapo de onda” y se están tomando estas decisiones tan contundentes. Otros parecían que estaban esperando que sonara el timbre de la escuela para salir corriendo para su casa. Entonces, se acerca la hora de la lluvia que en muchos pueblos no llegó y comienzan las reacciones del “after.”

DESPUÉS…

En Hatillo eran las 5:30pm y el día seguía igual de hermoso y soleado. No niego que me asomaba a cada rato para ver si había comenzado a llover. Nunca llovió y pensé, “¡qué bueno!” Cuando entro a Facebook comienzo a ver las publicaciones en las cuales reinaba la indignación. “Después de tanto show….y no pasó nada.” Otros decían, “¡qué mucha agua está cayendo!” y otros preguntaban en dónde estaba la lluvia, ya pensando que como no pasó nada, hoy sería otro día mas de trabajo. Y eso indigna a la gente. No lo puedo creer. 

Lo más que me sorprende es que la gente le coge contra los meteorólogos, los medios, así como el Hurricane Center PR, y la Agencia Estatal para el Manejo de Emergencias porque fueron unos exagerados y al final “no pasó nada.” Hay unos que hasta cuestionaron lo que se informó durante el día en la página de Hurricane Center PR:

 

Screen Shot 2016-08-25 at 2.55.42 PM
  • Facebook
  • LinkedIn

 

De todo lo que se publica en Facebook después de las tormentas, me tripean mucho los memes. La verdad es que aquí hay bastante creatividad:

 

Screen Shot 2016-08-25 at 2.37.19 PM
  • Facebook
  • LinkedIn
Screen Shot 2016-08-25 at 2.37.47 PM
  • Facebook
  • LinkedIn

Aunque el 100% de los comentarios no se enfocaron en estos puntos de vista, es curioso ver cómo la gente se molesta cuando pasan estas cosas (o cuando dejan de pasar). Este es el otro lado de las redes sociales, sistemas de comunicación abierta para todo el que quiera hablar, opinar o desahogarse. Lo cierto es que que antes no teníamos la posibilidad de escribir un mensaje y enviarlo al otro lado del mundo apretando un botón. 

Claro que tendremos más sustos en el futuro. Vamos a ver si en vez de inundar las redes con quejas empezamos a recogerlas y guardarlas en un cubo y así dejamos de alimentar tanta negatividad.

Share This

Share this post with your friends!